Las vacunas para prevenir el cáncer: todo lo que se sabe

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Las vacunas son medicamentos que ayudan al cuerpo a combatir las enfermedades entrenando al sistema inmunológico para reconocer y destruir sustancias nocivas y que han salvado millones de vidas desde su aparición. En los últimos años, se está intentando crear vacunas que puedan luchar contra una de las enfermedades que más vidas se lleva por delante en el mundo: el cáncer. En este artículo os hablamos de las vacunas para prevenir el cáncer que ya existen y las que están por llegar. ¡No perdamos la esperanza!

Las vacunas para prevenir el cáncer que ya están disponibles

Del mismo modo que las vacunas para la varicela o la gripe protegen el cuerpo de los virus que pueden causar enfermedades, las vacunas para prevenir el cáncer ayudan a que una persona pueda evitar desarrollar esta enfermedad en el futuro ayudando al cuerpo a desarrollar los anticuerpos y defensas necesarias para combatir los patógenos que pueden terminar provocando diferentes tipos de cáncer.

Las vacunas contra el VPH y VHB previenen el cáncer

La vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH)

Esta vacuna protege contra el virus del papiloma humano (VPH), que sigue siendo una causa prevenible de muchos casos de cáncer en todo el mundo. El tipo de cáncer más común asociado con el VPH es el cáncer de cuello uterino, pero también puede causar cáncer anal, vaginal, vulvar, de pene y algunos tipos de cáncer de garganta.

En los últimos años, se han hecho grandes progresos en la reducción del número de casos de cánceres relacionados con el VPH con la introducción de vacunas para prevenir el cáncer atacando directamente al VPH dirigidas a adolescentes y adultos jóvenes, de 9 a 26 años de edad.

La primera vacuna contra el VPH se aprobó en 2006 (Merck, Gardasil™) y en 2009 se aprobó una vacuna bivalente (GSK, Cervarix™) para las mujeres de 9 a 25 años de edad. La vacuna Cervarix previene los dos tipos de VPH que más a menudo conducen al cáncer (VPH 16 y VPH 18) mientras que Gardasil previene la infección por cuatro tipos de VPH (VPH 6, 11, 16, 18), protegiendo también contra las verrugas genitales. Ambas vacunas requieren la realización de una serie de tres dosis.

En diciembre de 2014 se aprobó Gardasil 9, una vacuna de segunda generación. Esta versión actualizada de Gardasil previene nueve tipos de VPH, incluyendo siete tipos de VPH cancerígenos, ofreciendo la protección más completa disponible hoy en día. Los cinco tipos adicionales de VPH incluidos en Gardasil 9 representan aproximadamente el 20 por ciento de los casos de cáncer de cuello uterino, lo que significa que Gardasil 9 tiene el potencial de prevenir aproximadamente el 90 por ciento de los cánceres de cuello uterino, un porcentaje sustancial de los cánceres de vulva, vagina, pene y ano y los precánceres de estos mismos sitios.

La vacuna contra la hepatitis B (VHB)

La vacuna contra la hepatitis B fue la primera en ser considerada como una vacuna de prevención contra el cáncer, ya que evita las infecciones crónicas por hepatitis B, lo que a su vez evita también el cáncer de hígado causado por el virus de la hepatitis B. La vacunación de los recién nacidos con la vacuna contra la hepatitis B ha dado lugar a una reducción drástica del número de nuevos casos de cáncer de hígado causado por la hepatitis B.

Cirrosis y cáncer de hígado

Al menos el 80% de las personas diagnosticadas con cáncer de hígado también tienen cirrosis. Aunque las infecciones crónicas de hepatitis B pueden conducir a un cáncer de hígado sin cirrosis, en general la prevención de la cirrosis puede reducir el riesgo de cáncer de hígado. La forma más importante de prevenir la cirrosis es prevenir las infecciones crónicas de hepatitis B y C en primer lugar. Además de con esta vacuna, la cirrosis puede prevenirse disminuyendo el consumo de alcohol, dejando de fumar y evitando la exposición a sustancias químicas industriales cancerígenas o a aflatoxinas en alimentos y granos mal almacenados.

Investigando vacunas para prevenir el cáncer

Vacunas para prevenir el cáncer que están por llegar

Existen numerosas vacunas para prevenir el cáncer que se hayan en fase de ensayo clínico, es decir: se está investigando su eficacia y parecen viables, pero todavía tiene que demostrarse que puedan prevenir el cáncer de forma efectiva probándolas en humanos, aunque se espera que lo hagan con el paso del tiempo. Estas vacunas son:

Vacuna para prevenir el cáncer de vejiga

Los investigadores están estudiando la eficacia de una vacuna hecha de un virus modificado para contener células HER2. Estas células viven en la superficie de algunos tumores de cáncer de vejiga. El virus puede ayudar a enseñar al sistema inmunológico a encontrar y destruir estas células tumorales.

Vacuna para prevenir los tumores cerebrales

Hay muchos estudios que prueban vacunas de tratamiento dirigidas a ciertas moléculas en la superficie de las células de tumores cerebrales. Algunos se centran en el cáncer cerebral recién diagnosticado. Otros se centran en el cáncer que ha reaparecido, o que ha reaparecido. Varios de los estudios incluyen a niños y adolescentes.

Vacuna contra el cáncer colorrectal

Los investigadores están creando vacunas de tratamiento que alientan al cuerpo a atacar las células con antígenos que se cree que causan el cáncer colorrectal. Estos antígenos incluyen el antígeno carcinoembrionario (CEA), MUC1, guanilil ciclasa C y NY-ESO-1.

Vacuna contra la leucemia

Los estudios están buscando vacunas de tratamiento para varios tipos de leucemia, como la leucemia mieloide aguda y la leucemia linfocítica crónica. Algunas están pensadas para ayudar a que otros tratamientos, como los trasplantes de células madre, funcionen mejor. Otras vacunas elaboradas a partir de las células cancerosas de una persona y otras células no infectadas pueden ayudar al sistema inmunológico a destruir el cáncer.

Llegarán más vacunas para prevenir el cáncer

Vacuna para prevenir el melanoma

Los investigadores están probando varias vacunas, administradas solas o con otras terapias. Las células de melanoma destruidas y los antígenos de las vacunas alientan al sistema inmunológico a destruir otras células de melanoma en el cuerpo.

Vacuna contra el cáncer de pulmón

Las vacunas para el tratamiento del cáncer de pulmón en los ensayos clínicos se dirigen a los antígenos. Estos incluyen MAGE-3, que se encuentra en el 42% de los cánceres de pulmón y NY-ESO-1, que se encuentra en el 30% de los cánceres de pulmón. Otras se dirigen a antígenos como el p53, survivin y MUC1.

Vacuna contra el cáncer de páncreas

Los investigadores están trabajando en varias vacunas de tratamiento diseñadas para aumentar la respuesta del sistema inmunológico a las células del cáncer de páncreas. Las personas reciben algunas de las vacunas como único tratamiento.

Vacunas para prevenir el cáncer de próstata

Sipuleucel-T es una vacuna que los médicos pueden usar para tratar a los hombres con cáncer de próstata metastásico. Ahora los investigadores quieren saber si la vacuna puede ayudar a los hombres con cáncer de próstata menos avanzado.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario