Placa base de MSI Z490: puro rendimiento

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Cuando se trata de armar un ordenador gamer la placa base es uno de los elementos más importantes y escoger la más adecuada requiere cierta meticulosidad. La placa base MSI Z490 puede ser una opción que simplifica mucho la selección, dado que es muy popular. Sin embargo, cabe preguntarse si realmente vale la pena.

No se trata de una pregunta precisamente fácil de responder. Para empezar, se debe tener en cuenta si se utilizará para sustituir una placa base anterior o si se utilizará para armar un ordenador desde cero. Asimismo, es necesario conocer las características de la placa base MSI Z490, de manera que se pueda evaluar si es una placa base conveniente de acuerdo a nuestras necesidades.

¿Es recomendable la placa base MSI Z490?

Si tu placa base es inferior a la serie Z390, no queda ninguna duda de que vale la pena invertir en esta placa base, ya que podrás notar un cambio sustancial en el rendimiento.

Placa base

No obstante, en caso de que cuentes en este momento con una placa base superior a la antes mencionada, no sería una inversión tan recomendable, dado que las diferencias no son tan marcadas. Ahora bien, si aun así decides invertir en esta placa base, no se puede decir que sea una mala inversión en todo el sentido de la palabra.

Esto se debe a que las nuevas placas bases MSI Z490 están diseñadas para trabajar con los procesadores Intel Comet y, como es de esperarse, incorporan múltiples novedades interesantes.

¿Cómo seleccionar una placa base MSI Z490?

Existen varias gamas disponibles en la actualidad de esta serie de placas bases. Por ello, es importante meditar cuál es el uso que queremos darle a la placa base, de manera que seamos capaces de escoger cuál es la que mejor se adapta a nosotros.

Placa base MSI

En esta gama de placas base es posible encontrar diferencias no sólo en el precio, sino también en elementos como la gestión de memorias, extras y gestión energética. Cada uno de los elementos que las componen influirá en el tipo de placa que nos puede resultar más beneficiosa.

Además, hay que tener en cuenta que este tipo de placas bases están dirigidas a un público específico. Su principal característica es que buscan ofrecer el más alto rendimiento energético. En este sentido, hay que decir que son excelentes para las personas interesadas en realizar overclock.

Mejor rendimiento energético

En el caso de que estés interesado en las placas bases MSI Z490 que más se destaquen en su rendimiento energético, las mejores opciones son las GODLIKe, MOSFETs, ACE y MEG.

Por otra parte, si le das mucha importancia a la disipación, cada una de las placas bases MSI Z490 son muy eficaces en este aspecto, aunque la serie MEG es la única que incluye disipación activa para el VRM, por lo que se puede considerar que es un poco mejor en este aspecto en comparación con otras. Se trata de una característica que resulta muy útil si se planea realizar overclock durante un tiempo prolongado.

Mejor rendimiento de memoria

La memoria es otro aspecto que se debe tener en cuenta cuando se va a seleccionar una placa base. Esto no es sólo importante para los overclockers, sino también para los gamers. La clave está en escoger una placa base MSI Z490 que no ofrezca problemas de compatibilidad con la marca de memoria RAM que utilicemos o en lo referente a la velocidad.

Al respecto hay que decir que todas las placas base de esta gama son excelentes en este aspecto. Todas incorporan un tabbed routing, un mecanismo de enrutamiento interno que ofrece mayor frecuencia y estabilidad para la RAM. Gracias a esto, estas placas bases son capaces de llegar hasta a 5.000 MHz de velocidad con sus memorias RAM.

Precio

El precio es un aspecto siempre importante.  No obstante, incluso al seleccionar las placas base de menor coste se obtendrá un producto de gran calidad. La diferencia de precios radica principalmente en la incorporación o no de características extra.

Si sólo se desea una placa base que se destaque por su conectividad y rendimiento a nivel general, incluso las opciones más básicas son buenas opciones, ya que cada una de las placas bases MSI Z490 posee WiFi 6, USB 3.2, extendido estándar ethernet 2,5G y conexiones tipo C. Es decir, cada placa base de esta gama incorpora la última tecnología en conectividad.

¿Cómo es el rendimiento de una placa base MSI Z490 con unidades SSD y PCIe 4.0?

Z490

Debido a la llegada al mercado de los procesadores Intel de onceava generación, cada placa base MSI Z490 es compatible con PCIe 4.0. Esto es posible a través de una actualización del BIOS.

El rendimiento que cada una de estas placas bases ofrece con estos dispositivos es más que excelente, pues garantizan un ancho de banda capaz de satisfacer a los usuarios más exigentes.

Esta compatibilidad es posible gracias a los componentes que incorpora esta gama de placas base, como el generador de reloj diseñado para PCIe 4.0, los conectores M.2, las ranuras PCIe, el conmutador de carril y el redriver. En este sentido, se puede decir que las placas base de la gama MSI Z490 son más estables para el PCIe 4.0 en comparación a las gamas que le anteceden.

Solución térmica de la placa base MSI Z490

El rendimiento térmico es otro aspecto importante de toda placa base. Si la temperatura se eleva demasiado, la vida útil de la place base puede verse seriamente comprometida.

Afortunadamente, esto no es un problema con esta gama de placas bases, ya que su disipador térmico PWM extendido junto al mejorado diseño del circuito garantizan que el rendimiento térmico será el adecuado, incluso cuando se utilice con procesadores de la más alta gama a la máxima velocidad.

Características de la marca

Conocer la marca MSI siempre es buena idea cuando se tiene planificado adquirir sus productos, puesto que las marcas siempre tienen una relación estrecha con lo que ofrecen. En el caso de MSI, se trata de la marca líder en el mercado de productos gaming.

Cada placa base MSI Z490 está enfocada en ofrecer tecnología capaz de otorgar el mejor desempeño en la ejecución de eSports y juegos de última generación. Por ello, se trata de una placa base destacada a nivel de diseño e innovación tecnológica.

Quienes deseen ejecutar videojuegos utilizando productos de la marca MSI, serán capaces de obtener el máximo rendimiento, lo cual garantiza poder disfrutar al máximo lo que ofrecen los videojuegos de última generación. Es decir, no se trata de alcanzar la mayor fluidez posible con los videojuegos, sino que también se contará con los gráficos y sonido más realistas, una alta precisión e incluso la mejor visualización cuando se usa streaming.

Asimismo, las placas base de MSI son sometidas a condiciones extremas de funcionamiento para lograr asegurarse de que cuentan con la más alta estabilidad, incluso en las condiciones que más recursos demanden. Es por esta razón que soportan muy bien los procesos de overclocking.

Las personas que más se pueden beneficiar de los productos de esta marca, en este caso de las placas bases, son aquellas que están interesadas en dejar atrás el rendimiento intermedio o básico con los videojuegos. Por tanto, si te conformas con un rendimiento más bajo, podrían convenirte productos de menor gama.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario