¿Para cuándo la fibra óptica llegará a todos los rincones de España?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Recientemente, y antes el movimiento de presión de la España vaciada, el Gobierno español ha dado un paso al frente. ¿Será 2021 cuando la fibra óptica llegará a todos los rincones de España? Esta parece ser la intención del Gobierno al declarar que en 2021, todos los pueblos de España tendrán fibra.

A día de hoy, España cuenta con un 76% del territorio con instalación de fibra. Sin embargo, como recuerdan desde la empresa de fibra óptica Adamo, aún queda un 24% de territorio que no cuenta con ninguna infraestructura de telecomunicaciones de red.

La brecha digital de la conectividad en la España vacía

La realidad en el mundo rural, a pesar de los cantos de sirena sobre una hipotética conectividad total, nos muestra que incluso en muchas zonas donde existe infraestructura de red, la conexión es lenta e inestable.

En estas zonas, que se disgregan en las zonas menos pobladas de las regiones más empobrecidas, muchos ciudadanos no pueden tan siquiera enviar un Whatsapp.

Para los jóvenes que deciden quedarse o montar su propio negocio en su pueblo, resistiéndose así a que desaparezca, esta diferencia con las ciudades y poblaciones más habitadas les hace plantearse la continuidad en el área rural.

fibra óptica llegará a todos los rincones de España

A estas zonas se las denomina zonas blancas, áreas en las que ni existe infraestructura ni se la espera, ya que las empresas de telecomunicaciones consideran no rentable realizar la inversión que supone. Y ello a pesar de que la ley obliga a estas compañías a que allí donde hay cable de cobre se garantice al menos 1 mega de tráfico de datos.

Las compañías se defienden argumentando que existe una obsesión por conseguir la fibra igual que por el AVE. Pero quienes están sufriendo las consecuencias son los empresarios en estas zonas, que se ven limitados para servicios tan básicos como los datáfonos.

Desde las localidades afectas y colectivos presentes en ellas, insisten en que entienden el argumento de la rentabilidad, pero no que no haya ninguna ley que les obligue a prestar este servicio público. De ahí que surgan iniciativas para ampliar la cobertura fibra óptica allí donde las grandes compañías parece no querer invertir.

Objetivo: que la fibra óptica llegue a todos los rincones de España

Esta es la meta que se ha impuesto la empresa Adamo. La empresa ha puesto sobre la mesa un ambicioso proyecto: llevar la conexión a zonas desconectadas.

Actualmente ya ha conseguido que zonas vacías de Galicia mejoren su conectividad. En estas localidades, sus comerciantes y ciudadanos ya no forman parte de la España oscurecida.

Para ello, apuestan por colaboraciones con empresas de proximidad, tanto para configurar la infraestructura como para realizar el mantenimiento y la distribución.

Su máxima, que la fibra óptica llegue a todos los rincones de España. Y con ella, la velocidad de 1000 Mbps allí donde nadie considera necesario: la España vacía. Para esta empresa, aislar en conexión a estas zonas supone privarlas de cualquier oportunidad para retener o atraer población.

La larga pescadilla que muerde las zonas rurales

El problema en estas áreas despobladas es precisamente la falta de apoyo en forma de infraestructura, que merma su capacidad para retener el talento. Este termina buscando oportunidades o viviendo en zonas con mejores servicios, lo que a su vez revierte en un descenso poblacional censal. Y, de nuevo, en la casilla de salida.

Si bien el objetivo de la Administración es conseguir que 2021 sea el año en el que la fibra óptica llegará a todos los rincones de España, el reto parece, a día de hoy, poco probable. Y esto avoca a las zonas oscurecidas a agrandar la brecha digital que actualmente existe entre las diversas provincias y regiones de España.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario